Estándar

EL CONSEJO GENERAL DE ENFERMERÍA PRETENDE APROBAR UNOS “NUEVOS ESTATUTOS” QUE LIMITARÍAN LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN
DE LA ENFERMERÍA ESPAÑOLA

#StopEstatutosMordaza

A la atención de todas aquellas entidades y personas que consideran que la libertad de expresión, la participación democrática y la aportación conjunta de opiniones son el camino para un cambio real de la profesión enfermera y la sociedad en general.

El Consejo General de Enfermería (CGE) es el órgano regulador y el máximo representante legal de los más de 270.000 enfermeros y enfermeras que desempeñan su actividad profesional en España.

Durante los pasados 9, 10 y 11 de octubre, el CGE y una representación de aquellos Colegios Oficiales de Enfermería (COE) que fueron convocados al evento, se reunieron en Aranjuez para tratar diversos asuntos relativos al futuro de la profesión enfermera.

Entre los temas debatidos en dicha reunión, aquel al que más relevancia se le dio fue el de la prescripción enfermera, ese gran caballo de batalla del CGE, que se ha retrasado durante años y ha concluido (temporalmente) con la aprobación por el Consejo de Ministros de una chapuza que ha provocado que el presidente pierda los papeles e incluso arengue a las bases para que salgan a la calle a manifestar, en el ejercicio de su libertad de expresión, la disconformidad que él les supone por la tomadura de pelo a la que el Gobierno las ha sometido.

Pues bien, si para mostrar nuestro desacuerdo con el Gobierno, al Presidente del CGE le parece correcto llamar a las bases y pretende recabar más de 500.000 firmas, ¿por qué quiere impedir que nos sigamos expresando libremente y criticando aquello que consideremos oportuno y pretende poner límites a nuestro libre pensamiento, acotando nuestro derecho con una reforma estatutaria negociada entre unos pocos?

Nos explicamos: en las mismas jornadas de Aranjuez, pero sin tanta publicidad, sin tanto titular y sin tanta propaganda interesada hacia las bases, también se trató el proyecto de nuevos estatutos de la Organización Colegial de Enfermería, que serán de obligado cumplimiento para todos los enfermeros colegiados de este país.

En el borrador, filtrado por algunos COE, pretenden regularse temas tan delicados como la libertad de expresión, el derecho de crítica al poder y la libre utilización de los medios de comunicación y las redes sociales.

Así, el artículo 54, que recoge los motivos por los que los colegiados pueden ser sancionados, incluye entre las faltas muy graves los siguientes apartados:
● h) “Los actos que constituyan una vulneración del honor, reputación, buen nombre,
dignidad, intimidad y/o la propia imagen de […] cualquiera de los órgano unipersonales o colegiados de la Organización Colegial, a través de cualquier medio, verbal o escrito; incluido las cometidas a través de Internet y redes sociales.”
● i) ” La utilización ilegítima de fotografías […], imágenes, datos personales […], de cualquiera de los órganos unipersonales o colegiados de la Organización Colegial, a través de cualquier medio, verbal o escrito; incluido las cometidas a través de Internet y redes sociales […]”
● j) ” Las agresiones y el atentado contra la dignidad, honestidad, honor, imagen o buen nombre de las personas, los pacientes o de cualquiera de los órganos unipersonales o colegiados de la Organización Colegial, por cualquier medio verbal o escrito.”
● k) ” La promoción y/o realización de campañas de descrédito hacia los cargos corporativos, de los órganos unipersonales o colegiados de la Organización Colegial, así como el personal que desarrolla sus funciones en la misma, por cualquier medio, verbal o escrito; incluido las cometidas a través de Internet y redes sociales.”

Incluso se limita la actuación de los propios colegios provinciales, que verían reducida su capacidad para difundir información o su derecho a discrepar del CGE:
● En el punto m) se considera falta muy grave ” La adopción de acuerdos y resoluciones en su cualidad de cargos corporativos que supongan el impago de las aportaciones de los Colegios provinciales a los Consejos Autonómicos o al Consejo General, así como la resistencia injustificada a su abono.”
● En el punto o) ” La utilización indebida de la documentación o información a que tengan o hayan tenido acceso por razón de su cargo o función, así como toda negligencia en la custodia de estos documentos que pudiera dar lugar a su difusión, conocimiento indebidos o acceso por terceros no autorizados”
● Finalmente, en el artículo 83 del proyecto, y convenientemente escondido fuera del régimen disciplinario, se establece que “(…) los miembros de las Juntas de Gobierno de los colegios (…) podrán ser sancionados disciplinariamente cuando, en el ejercicio de sus cargos, infrinjan los presentes Estatutos, el Código Deontológico, o los acuerdos de los órganos del Consejo General, de conformidad con el régimen y el procedimiento establecido en estos Estatutos para los colegiados.”

Por supuesto, la decisión sobre si las actividades de algún colegiado, grupo de colegiados o colegio, constituyen motivo suficiente para imponer una falta muy grave, no sería tomada por un juez, sino por la Junta de Gobierno correspondiente, tras recibir el informe vinculante de su Comisión Deontológica.

Resumiendo: ¡las faltas muy graves pasan de ser 8 a 24! El despropósito de la reforma es tal que se incluye como sanción la realización obligatoria de un curso de 40 créditos para “reeducar” al enfermero sancionado.

En este proyecto de nuevos estatutos, también intenta limitarse la capacidad de maniobra de las asociaciones enfermeras, ya que el artículo 49, de Defensa de las funciones colegiales, dice lo siguiente: ” Los Colegios podrán ejercer las acciones que les asistan en Derecho frente a las actuaciones de asociaciones profesionales que supongan el ejercicio de funciones propias de la competencia colegial o su finalidad o ejercicio sea impropio o censurable bajo los principios éticos que inspiran la profesión.”

En otro orden de cosas, se pretende modificar los requisitos para ser candidato a Presidente del CGE para adaptarlos a intereses muy concretos. Así, el artículo 63.2, Régimen de elección de los miembros del Pleno dice: ” El Presidente del Consejo General será elegido entre cualquier colegiado con más de quince años como colegiado […]. La acreditación del cumplimiento de los requisitos establecidos en este apartado se llevará a cabo exclusivamente por medio de certificaciones emitidas por los Colegios provinciales, los Consejos Autonómicos o el Consejo General, según proceda.” Lo que se persigue aquí, exclusivamente, es proporcionar una salida personal a su presidente, a quien, ya en tres ocasiones, el Tribunal Supremo ha declarado inelegible por no cumplir el requisito estatutario de haber trabajado como enfermero al menos 15 años.

Se trata, en definitiva, de un borrador de estatutos generales cuyo único propósito es la perpetuación de un régimen presidencialista autocrático, incompatible con la voluntad de regeneración democrática que los firmantes de este documento consideramos imprescindible para que la Enfermería española deje de estar sumida en la irrelevancia.

Los COE tienen 20 días hábiles, desde la recepción del documento (el 16 de octubre), para consultarlo, revisarlo y hacer las alegaciones que consideren oportunas…, aunque todas ellas pueden ser incluidas o rechazadas (explicando razonadamente el motivo, eso sí…) según no se sabe qué criterios. Es decir, un procedimiento que ni es democrático, ni participativo. Ningún colegio va a tener tiempo material, y la mayoría ni siquiera voluntad, de informar a los colegiados y recibir las sugerencias que estos quisieran aportar.

Resulta evidente que un texto que constituye la Carta Magna de la Profesión no puede ser sometido a un trámite meramente formal y limitado a las élites y burocracias colegiales, no considerando la necesidad y obligación de todos y cada uno de los COE de someterlo a audiencia entre sus colegiados. Porque los colegiados son los que conforman y dan razón de ser a la Organización Colegial de Enfermería.

Por ello, queremos hacer un llamamiento a la enfermería española, solicitando su apoyo en la difusión y divulgación de este borrador y exigiendo transparencia en la confección de los estatutos, la mayor participación posible e información para todos los enfermeros colegiados de este país, que se verán afectados por los nuevos Estatutos Generales sin posibilidad de réplica.

La crítica constructiva y la expresión de la discrepancia son derechos de todo ciudadano: los del disfrute de su libertad de expresión y participación en las decisiones que les afectan. Y como tal no deben verse sujetos a la interpretación ambigua o interesada de quien únicamente pretende emplear sus prerrogativas legales en favor propio.

Por todo ello, hemos tendido puentes entre Asociaciones de Enfermería y colectivos informales de enfermeras de base y juntos firmamos el presente documento.

#StopEstatutosMordaza

Fdo: Asociación Madrileña de Enfermeria

Anuncios

Comunicado del Defensor de la Enfermera: Ideas clave de la prescripción enfermera: Verdades, mentiras, engaños y realidades.

Estándar

He optado por realizar dos post diferentes sobre la Denominada comúnmente conocida como “prescripción enfermera”, uno breve como el que vais a leer a continuación y otro más extenso que podéis leer pinchando EN ESTE ENLACE (PRESCRIPCION ENFERMERA: VERDADES, MENTIRAS, ENGAÑOS Y REALIDADES II)

Realmente, los he realizado con muchas prisas, y un tanto estresado por los mensajes que he estado leyendo, y más por los mensajes lanzados desde la Mesa de la Profesión Enfermera. Las ideas claves que deseo exponer, tras la reciente aprobación por el Consejo de Ministro de la denominada Prescripción Enfermera, son las siguientes (huiré de tecnicismo jurídicos e intentaré ser muy pedagógico); asimismo es importante que todo el mundo haga una lectura sosesagada del RD aprobado, analice la evolución desde el 2009, que al leer el texto no extraiga párrafos aislados sino que han de ser evaluados en el contexto de la norma.

¿Cuáles son las ideas claves que deseo exponer?

1.- Este RD trata de una cuestión muy concreta y específica, y sólo de una cosa. La dispensación de medicamentos y productos sanitarios por una farmacia cuando el paciente lleve una “orden de dispensación de enfermería”. De esto y sólo de esto trata el RD.

2.- Este RD no es más que el desarrollo de una Ley del año 2009 (Ley del Medicamento); nadie se movilizó en aquella fecha. Sabéis lo que es un RD, pues es, una norma que regula técnicamente lo que una ley ya fijó antes. Y en la Ley del 2009 ya se dijo que sólo eran profesionales prescriptores: los médicos, odontólogos y podólogos. Y no lo ERA LA ENFERMERA¡¡¡ Y la enfermería podría usar, indicar y autorizar de forma autónoma medicamentos y productos sanitarios no sujetos a prescripción médica; y si fueran de prescripción médica deberán hacerlo según unas guías antes validadas por autoridad central. PERO OJO… NO EL USAR, INDICAR, AUTORIZAR MEDICAMENTOS QUE DOY EN UN HOSPITAL O CENTRO DE SALUD A PACIENTE… SINO A TRAVÉS DE UN DOCUMENTO FORMAL (ORDEN DISPENSACIÓN) vaya el paciente a la farmacia. Además sabéis qué título lleva el artículo que regula en dicha Ley todo esto, pues DE LA RECETA MÉDICA Y PRESCRIPCIÓN HOSPITALARIA…. por lo tanto DE ESO HABLABAMOS EN EL 2009 Y AHORA EN EL 2015

Es clave entender que este RD regula una parte concreta como os decía, repito del acto por el que una enfermera firmaría un documento (orden de dispensación: normalizado) para que el paciente vaya a la farmacia a retirarlo o un centro autorizado para dispensar.

3.- No regula ni cuando la enfermera pone un suero, vacunas, va en ambulancia y realiza un RCP, ni sobre poner un abbocath , ni cuando una enfermera está sola por la noche en una residencia y otros millones de casos que se dan en un entorno sanitario; NO CONFUNDIR LA DISPOSICIÓN DE UN MEDICAMENTO (médico/enfermera—receta/orden dispensación— farmacia) con ADMINISTRACIÓN/PAUTA de enfermera—paciente).

4.- En serio que cuando leo decir que con este RD lo que antes era “alegal” y ahora es “ilegal” debo tener cerca la Adrenalina porque casi entro en Shock Anafiláctico… Como decía antes este RD, como la Ley del 2009, regula lo que regula. Cuestión distinta cuando una enfermera rellena recetas, pero ese acto no tiene nada que ver con este RD pues el responsable de su cumplimiento es del médico, eso está claro. Evidentemente la enfermera en todo entorno sanitario ha de consolidar y reivindicar su autonomía científico-técnica siempre.

5.- Este RD no refuerza el poder prescriptor del médico, ni tampoco dice que toda medicación que administra una enfermera debe ir NECESARIA E INEXORABLEMENTE FIRMADA POR UN MÉDICO. El RD no dice nada sobre ese aspecto. Repito también en este punto: EL RD trata de lo que trata y sólo de eso.
6. Se comenta, ahora la enfermera trabajará con más inseguridad; pues digo, con la misma que lo hace desde el año 2009; y la realidad que el RD da seguridad jurídica a la parte que tiene que dar y que expresamente regula; o sea : LA ORDEN DE DISPENSACIÓN. Y por no repetirme, lo de la farmacia y todo eso…

7.-Cuidado con el mensaje: “Yo no haré ya nada de nada si no va con prescripción médica porque lo dice el RD” realmente este pensamiento es suicida y te lanzará directamente al mundo de la sanción penal y la inhabilitación profesional. Recordad siempre que lo relevante es la salud, la vida y la integridad física del paciente, y que sobre los cuidados de enfermería obviamente los dirige la enfermera, pero también influyen los médicos, las gerencias, las direcciones de enfermería, las comisiones hospitalarias, las consejerías, etc. El RD en ningún momento habla de las facultades generales de prescripción del médico en todos los ámbitos sino sólo para un aspecto concreto como antes he indicado. Sí determina y refuerza el control sobre la “indicación enfermera” en el caso de medicamentos sujetos a prescripción médica (podéis ampliar con el post que complementa este) y este punto sí puede haber condicionado en exceso la previsión de la ley del medicamento del 2009 y por lo tanto puede ser susceptible de recurso. De paso recordad que el médico tiene libertad clínica pero condicionada a las potestades de la organización donde trabaja.

8.- Para ser ilustrativo:
a. Las vacunas que son prestaciones sanitarias reguladas y protocolizadas no son afectadas por el RD en relación con el acto de administrarlas.
b. La enfermera que está en una RCP ni por asomo es afectada por este RD.
c. La enfermera que coge vía y administra SF/G a paciente hipovolémico ni por asomo está afectada por el RD.

Es decir , y me repito, de administración de medicamentos por una enfermera no ESTÁ AFECTADO POR ESTE RD.

9. La actuaciones de la enfermera la regula su título, la ley ordenación profesiones sanitarias, el estatuto marco, los protocolos, reglamentos internos, las decisiones gerenciales,.. muchas más leyes. El RD publicado regula lo que regula y sólo eso.

10.- Lo que sí es criticable del RD pero ya se sabía, es que deban acreditarse los enfermeros para indicar medicamentos no sujetos prescripción médica cuando ya se pueden comprar por internet. Y además estoy totalmente en desacuerdo con el hecho que sea el CGE el que realice cursos previos para acreditar cuando esta función debería residenciarse en las propias Consejerías.

11.- Y eso que se comenten millones de delitos de intrusismo por las enfermeras, y más desde este RD. ¡¡¡POR DIOS NECESITO NUEVA DOSIS DE ADRENALINA¡¡¡¡ nada más incierto. Pero seguro que si la gente no aplica tratamientos a pacientes porque piensa que sólo prescribe el médico porque lo dice el RD aprobado, mucho me temo que llenaremos las cárceles de enfermeros condenados por delitos de homicidio o lesiones por imprudencia profesional y por el delito de omisión del deber de socorro.

12.- En mi experiencia profesional he constatado que cuando una norma jurídica OTORGA UN DERECHO (en este caso incluso la “orden de dispensación” de enfermeras de medicamentos incluso sujetos a prescripción médica), lo relevante no es el simple reconocimiento del derecho, sino, MUCHO MÁS IMPORTANTE, LAS CONDICIONES PARA SU EJERCICIO (mirad en el RD el proceso casi imposible para aprobar una guías/protocolos que sustentarían que se pudieran indicar para dispensar medicamentos sujetos a prescripción médica).

13.- Asimismo, como enfermero estoy en desacuerdo con muchos de los puntos del RD, y desde mi punto de vista hay motivos para impugnar por la vía contencioso-administrativa muchos aspectos del mismo.

Es tarde, mañana comentaré algunos otros aspectos del RD sobre todo relacionado con conductas y opiniones de instituciones. Lo DICHO, POCO HA CAMBIADO EN LA VIDA DE LA ENFERMERA DESDE EL PASADO VIERNES.

Desde el punto de vista legal la Enfermería puede seguir trabajando con la misma seguridad que tenía el jueves, pues nada ha cambiado. Muy recomendable leer el RD de verdad. Y REFLEXIONEMOS TODOS UNA COSA: ¿POR QUÉ LA ENFERMERA SÓLO REACCIONA CUANDO SON IRREVERSIBLES LOS TEMAS? ¿POR QUÉ NO SE HA REALIZADO UN SEGUIMIENTO DE LA PROFESIÓN COMO COLECTIVO DESDE AL AÑO 2009 Y NO DESDE QUE YA SE PUBLICA EN EL BOE?.

Con este post, no pretendo convencer a nadie, sólo aconsejar desde mi modesta opinión. El reto está en analizar detenida y pausadamente este RD. El tiempo pondrá las cosas en su lugar, y espero que en el 2020 cuando miremos hacia atrás no constatemos que seguimos en el mismo sitio. La Enfermera sí necesita un esquema jurídico sobre la prescripción más positivo que el que se ha establecido en el RD, su impacto en la sanidad y en la salud de las personas,sin duda lo obliga.

Reitero la importancia de leer el RD, informarse de todas las informaciones y opiniones que han surgido desde el año 2009 y cada uno debe identificar LAS VERDADES, LAS MENTIRAS, LOS ENGAÑOS Y LAS REALIDADES.

Perdón los errores ortográficos que puedas encontrar las prisas no son buenas para nada. Mañana intentaré revisarlo :-))

Saludos.

Chema Antequera

La mejor defensa es la información.

http://defensordelaenfermera.blogspot.com.es/2015/10/ideas-claves-de-la-prescripcion.html?spref=tw&m=1

El Colegio de Enfermería de Madrid se niega a aclarar en qué gasta el dinero

Estándar

Teresa Rubio 23/10/2015

El Colegio dispone de casi nueve millones de euros anuales de las cuotas que los 40.000 profesionales están obligados a pagar para poder ejercer en la comunidad. Al no desglosar los datos de la memoria económica, el CODEM incumple la Ley de Colegios Profesionales.

Ni desglosan los gastos que figuran en la memoria anual de actividad ni tienen intención de hacerlo. Nos lo ha dicho Federico Jiménez, el Tesorero del CODEM: “No, no vamos a hacerlo, por lo menos en ese artículo que parece que preocupa tanto a nuestros queridos compañeros. No, porque la legislación nos permite hacerlo así. Además no entiendo por qué insisten otra vez. No hay nada que ocultar”.

“Si no hay nada que ocultar ¿por qué no dan esa información por escrito a los colegiados?” se pregunta la enfermera Alda Recas de AME (Asociación Madrileña de Enfermería). Tampoco es comprensible la norma a la que el tesorero del CODEM dice que se acogen para evitar la obligación de publicar las memorias desglosadas: “nosotros lo que cumplimos es la ley general de contabilidad”. Aquí llega la primera sorpresa: esa norma no existe en la legislación española. Esa no existe pero hay dos en vigor que sí le obligan a publicar las memorias económicas desagregadas y los sueldos que reciben los miembros de la junta de gobierno: La ley de colegios profesionales de la Comunidad de Madrid y la ley 25/09 ley ómnibus que modifica la 2/1974 sobre colegios profesionales. Por si esto fuera poco sus propios estatutos, los que están presentados y colgados en la Comunidad de Madrid también les obligan.

Pese a todo, el tesorero del CODEM, Federico Jiménez, insiste en que todo lo hacen conforme a la ley. Aquí llega la segunda sorpresa. La auditoría del Colegio Oficial de Enfermería de Madrid la realiza la empresa Grad Audit que, curiosamente, coincide en dirección, teléfono y órgano social con Vicor Asesores que es la compañía que gestiona FMAE, fundación que pertenece al Colegio de Enfermería y que recibe del mismo 1.400.000 euros anuales. Jiménez lo reconoce: “sí, eso es cierto. Pero los contratamos porque era más cómodo, no porque haya algo oscuro, porque les conocíamos de antes”.Ante la sorpresa de que la empresa que audita al Colegio coincida en órgano social con la que gestiona su fundación, Jiménez insiste: “lo que parece, no siempre es cierto. Puede parecerlo pero no tiene por qué ser así. Pero claro, cuando alguien quiere encontrar algo, ve lo que quiere pero no lo que es. Además, son contratos diferentes. Una cosa no tiene que ver con la otra”.

El colectivo de enfermería se siente indefenso y ante la falta de apoyo de las consejerías de Sanidad y Presidencia se ha visto obligado a denunciar a su Colegio por la vía Contencioso Administrativa.

Enlace con la noticia original: http://cadenaser.com/m/emisora/2015/10/21/radio_madrid/1445447711_749916.html